Mujer empoderada

Creo que estoy incubando algo.
Soy yo misma.
Emerjo.
Nazco.
Crezco.
Creo que me voy a parir a mí misma.
Fecundada la idea.
Brillante mi luna.
Albergo el sol que amanece.
Porque yo le doy claridad al día,
a la vida,
soy el alba.
Y amanezco, me elevo, me escondo y en la oscuridad me creo y me destruyo las veces que haga falta.
Brillo. Destello. Me permito. Decrezco. Me escondo.
Soy cíclica.
Abrazo mi poder.
Y hago mi siembra.
Planto mi semilla.
Que fluye hasta las entrañas de la pachamama.
Nutre la tierra.
Vibran las raíces.
Se expanden.
Y hasta allí me arrastran.
Y me llevan al mismo sitio,
me devuelven más allá
en un vaivén de olas,
calmas y agitadas.

Me alejo cada vez más acercándome a quién debo de ser y no soy, ni he sido.
A mi verdadera versión incipiente bajo este cascarón.
A descubrir mi verdadero sentido en la vida.
A la plenitud.
A mí yo más profundo.
Mi mujer más empoderada.


"He andado buscándote durante todo este tiempo..."

Y todo el tiempo, había estado aquí. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Domingo

Vamos a mentirnos