domingo, 13 de octubre de 2013

Me lamento de aquellos que no han llorado con una canción, que no han visto a alguien desnudo con sólo mirarle a los ojos o no han amado hasta llegar al odio...

Me lamento porque aún no están vivos.

A veces, una tiene que recorrer 1240 km para darse cuenta de que no todo es lo que parece.  Que nada tiene por qué salir como planeamos....