Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

El amor visto por un niño

Hace unos días, me vi envuelta en la siguiente conversación con un loco bajito.

Era la hora de la merienda. Le pregunté ¿Me concedes este baile?
Me contestó con un rotundo ¡No!
Y yo, asombrada pero sonriendo muy fuerte por dentro, le pregunté por qué.
Él me dijo que las chicas sólo pueden bailar con sus novios. Ni amigos ni nadie. Sus novios.
¿Y si no tengo novio? No he encontrado aún a mi príncipe azul, le expliqué.
- ¡Pues ya es hora de que lo encuentres!
- ¿Para qué?
- Para que puedas bailar con él...

Y tan maravilloso como eso, para que pudiera bailar con alguien...

En ese día, en esa mañana, en ese imaginario…