domingo, 12 de marzo de 2017

Domingo

Los domingos están hechos de otra pasta.

Para algunos, los domingos, es el día del señor y para otros es un día más de trabajo.
Es el día de quedarse un ratito más en la cama,
de no poner el despertador... O todo lo contrario.
De comer con la familia.
O con uno mismo.
Un gran banquete.
Un tupper a punto de caducar.
Es el día más triste de la semana porque mañana es lunes.
Para otros, es el mejor día de la semana porque mañana es lunes... Cuestión de perspectiva ;)
Es para hacer deberes o ponerse al día.
Para retomar ese libro lleno de polvo.
Para quitarse las telarañas.
Día oficial de la resaca por antonomasia.
O de los paseos por el campo. Sobre todo si hace bueno.
Y si llueve, chimenea, manta y siesta.
Es el día de pensar en nada.
Y de la nada, pensar en tí.
Es el día del arrepentimiento.
De acostarse con el sol o levantarse con él.
De sentirse frío.
De sentirse bien.
Acompañado.
Solo.
Feliz.
Nostálgico. 

Es el día de las despedidas.

O de los reencuentros...

Domingo. A Secas. A veces mojado.




No hay comentarios: